Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

verdad

Abisal

Abisal

Me confundiste con un rumor,
mientras transitabas entre tentáculos de luz.
Me acunabas en tu salinidad,
esperabas la respuesta de mis pupilas.

Desde las profundidades abisales
distinguí una luz apagada,
en el fondo de mi silo
busqué la verdad contingente.

Aturdido
intenté bracear hacia la superficie,
hundido
me sumergía en tu desconocimiento.

La falta de identidad
me impulsó fuera de la mentira,
cuando supe quién era
volví a las catacumbas del abismo.

Entre peces extraños
y el tacto de la sangre,
recuperé el origen de mi piel.

Pablo Malmierca

Hormiga

Hormiga

Desposeído de ideas
marco el camino
de vuestra reconstrucción.

Un estanque de yos errantes
con una losa sobre su cabeza
buscan construir un puente
de vida y muerte.

Desnudo de palabras
quise arrojar el vacío
tan lejos como me dejaran mis heridas.

La fragilidad
de los cascotes amontonados
hace peligrar
la cúpula de huesos.

Decapitado por la soberbia
del que posee la verdad,
vi mi cabeza rodar por el fango.

Los falsos profetas
anuncian nuevos tiempos,
el alzamiento de los locos
en un mundo de cuerdos.

Dilapidé mi ganancia
en pos de un sueño
que no era el mío.

El camino
marcado por las hormigas
te aleja
del grupo que destruye.

Pablo Malmierca

Espera

Espera

Hoy he salido a la calle
sin máscara.
Hoy los pájaros
yacen muertos sobre el asfalto.

La verdad se arrastra
carcomida por las ratas.
Un muro de basura
ciega el sol de tus días.

Los necios ondean su bandera,
les dedico mi desprecio más absoluto.
Tanto hablar, tanto silencio,
el mudo transformado en locuaz.

La verborrea del interés,
vacía de sentimiento.

Pinto las paredes
con la sangre de mis manos,
mientras espero
una voz
que colme al enjambre de insomnes.

Pablo Malmierca

¿Dónde están las palabras escondidas?

¿Dónde están las palabras escondidas?

Paso a paso,
el viajero del poema
busca el significado oculto de las palabras.

Entre el aglomerado de imágenes
y la asociación de los ilusorio
se formó la belleza.

En el camino dejó atrás
la caligrafía ajena.
Escuchó ecos del pasado
que apuntalaban su obra.
Desechó todo lo superfluo,
se alejó de la voz prestada.

Deshojó tantos crisantemos
que acabó contemplando la verdad.

También,
pensó en la facilidad de otra voz.
Comtempló
la fragilidad de la balanza
y ungido de fatalidad
decidió apostar por su poesía.

Pablo Malmierca

Fama

 

Imagen

La fama y el honor, esa vieja obsesión del mundo ibérico. El todo, la nada. El absurdo del afuera, frente a la coherencia del mundo interior. ¿Somos lo que parecemos o parecemos lo que somos?

Fama

Saltó a la absurda fama

tras encontrar sin hambre sus huesos.

Recitó su salmo acompasado

entre las frías tierras

aún no holladas por el hombre.

Divulgó tras su vida

la ansiada embriagadez.

En la lejanía transmutó su piel

y saltó a la absurda fama

tras encontrar al hombre sin alma.

¿Dónde?

Después de la dureza de la serie visiones quiero dejar un poema mucho más breve y conciso. Más sencillo, pero no menos profundo.

 

    ¿Dónde?

Allí donde se acaba el mar

existe el misterio.

Allí donde los pájaros acuden a volar

existe el amor.

Allí donde los niños lloran

existe la verdad.

Allí donde yo yazco

siempre existirá la soledad.

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑