Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

realidad

Galopar

Galopar

 

Dar vueltas en el tiovivo no es galopar (Aitor Castells Sánchez)

 

Trastear entre los hilos revueltos

de cien noches de insomnio,

intentar evadirte de la realidad

mientras brujuleo

en el sueño de tus pupilas.

 

El cadáver que dejo frente a mí cada noche

es el recién nacido que me espera al amanecer.

 

Perdido en el mundo

das vueltas y más vueltas

sin más sentido

que la búsqueda de un camino

que nunca gire sobre sí mismo.

 

La seguridad de la embarcación

nunca te llevará

a ningún puerto franco,

lánzate y nada

entre los restos del naufragio,

siente la humedad atravesar tu piel,

lánzate y vive

lejos de la estabilidad del tiovivo,

lejos de la confortable sequedad del olvido,

lejos del asiento desgastado por el tiempo,

cerca de la humedad de tus labios.

 

Hay lágrimas que encarecen el precio de una vida.

 

Pablo Malmierca

El otro

 

El otro, siempre acechante, a la espera de un resquicio en nuestra cordura para hacerse con el control. El alimento de la locura, el tacto, la no muerte. Todo se condensa en pos de nuestra escasa lucidez. Caminar unido a la no persona, tus ojos te engañan, el odio, el olfato, se aúnan para hacerte ver que a tu lado hay una persona que te habla, que en ocasiones te dice qué hacer. Vives engañado o son, quizás, los demás los que se engañan. Transido de la pureza de lo que otros no contemplan caminas aterido y te agarras a lo único que crees verdadero: tu otro yo.

Pablo Malmierca

Luz catódica

La profundidad de lo tácito nos hace buscar seguridad en el mundo permeable. Del alcaloide al opiáceo, del delirio y la borrosidad a la calma engañosa. Dulce vaivén. El amor, el odio, los extremos de la muerte. Visiones que no nos pertenecen. La raigambre del absoluto. El despertar de la luz catódica.

Pablo Malmierca

Empequeñecido

Empequeñecido por el paso del tiempo decidió esconderse tras una gota de lluvia.

Percepción

No es el mundo el que se mueve,
es tu percepción que se agita.

© Pablo Antonio García Malmierca.

Opacidad

Tras los velos, bajo la niebla, al cruzar las puertas se abren nuevas percepciones…

 

Sobre el resquicio opaco de los sueños

se abre suavemente,

velo caído,

la puerta de los muertos.

Sobre el quicio,

trágica,

recorre su camino

entre una tupida niebla

rota por los gemidos,

cruzada, sin más, por tu dolor.

Sin defensas penetras en mí,

vano sufrimiento perdido,

fluye languidamente

en el mar de la memoria.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑