Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

nihilismo

Felicidad

Micropoesía

Nada siento
Nada sé
Nada soy
Silencio

Pablo Antonio García Malmierca

Martirio

En ocasiones la vida se vuelve dolorosa, en ocasiones no sabemos donde está el límite de nuestro cuerpo, en ocasione perdemos la referencia de nuestra consciencia. En ocasiones…

MARTIRIO

Maldito sea el destino

de períodos consentidos.

Maldita sea la vida

de convencionalismos repleta.

Maldigo al mundo

aborto de un dios meditabundo.

Maldigo la paloma

de la falsa paz sin alma.

Maldigo al errante vagabundo

perdido entre las sombras,

escapó de la vida sin contarme su secreto.

Maldeciré, mil veces, el sentido cotidiano

del devenir furtivo de mi alma,

agasajada con los frutos del trabajo.

¿Explotaré?

¿Podrá mi cuerpo aguntar tanta humillación?

¿Moriré?

Anhelo ser el errante vagabundo

de mi espíritu fugitivo;

no siendo nada para muchos

significando todo para pocos.

¡Espíritu vagabundo apodérate de mí!

Enséñame a ser nadie,

…entonces seré.

 

P.D: Bastante años después de escribir este poema sigo luchando.

 

Visión (II)

Hoy dentro de la serie visiones incluyo un poema de carácter nihilista, rebelde. Un poema que sólo busca un punto de fuga.

Ser-masa

Afán liberador de conciencias.

Creencias lapidadoras de vida.

Mutilaciones,

        vejaciones,

               maltratos psíquicos,

nacido todo de dogmas salvajes y cáusticos.

Irracional búsqueda de verdad

siempre en sentido equivocado.

¡Salvación!

Gritan enajenados: ¡salva tu alma!

¿Cómo?, pregunto yo.

¡Niega tu esencia!, contestan.

¡Mienten!

Tu esencia es no vida.

No vida, no es salvación,

sólo es desecho de tu existencia.

Lo más puro en ti hallado,

tras la cortinas serviles

que cubren tus ojos

con un tejido confeccionado

por mandatos.. ¿divinos?

Sólo dogmas absurdos

carentes de nada.

Servil rebaño,

no te dejes convertir en Ser-masa.

 

 

Atlas

Sigo recuperando antiguos poemas, atlas es un poema crítico, ecologista, nihilista, es todo y es nada como la mayoría de mis poemas.

 

ATLAS

 

Arde en loca lujuria la vida, consume

su existencia entre aires cargados de ilusiones

plenas de muerte. Paria del cosmos, sostienes

el hogar de salvajes sacados de ficciones.

 

Atlas, agonizas,  y entre el perfume del hombre

descansan tus despojos en el lienzo divino.

La ira del dios cargante caerá sobre el sin nombre

arrancará los ojos al que osó ser destino.

 

Abandonado el mundo caerá al eterno abismo

del tiempo sin nombre, de inexistente espacio,

donde Atlas dejará al globo a merced de sí mismo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑