Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

muerte

DESGARRO

En estos tiempos oscuros que nos ha tocado vivir, vivimos buscando una razón para vivir, un lugar donde estar. El problema es que cada vez nos dejan menos espacio, el problema es que no nos dejan pensar. Este es mi pequeño homenaje a Leopoldo María Panero, te echaremos de menos, pero siempre nos quedaran tus palabras…

DESGARRO

Escasez de pensamientos,

creyendo estar perdido en el olvido,

exagerando mi soledad,

pensando en el vacío,

¡me engulle lentamente!

El latido de mi corazón,

poco a poco,

se hace lejano.

La vida se acaba,

creo estar perdido

en la inmensidad del desierto valdío.

Como un naúfrago

perdido en un mar de espuma.

Como un conquistardor

que un día supo encontrar el Dorado.

INCÓGNITA

Siempre que pensamos en la muerte intentamos consolarnos con la idea de un más allá que nos llene el vacío que provoca la angustia. Siempre que nos paramos a meditar sobre que acontecerá el día postrero imaginamos, o más bien, nos engañamos con pensamientos surgidos de otros, que como nosotros tuvieron ese temor hace mucho tiempo. Intentamos ser el reflejo de lo que quisieron comprender y no podemos comprobar.

Imagen

 

Ver entre brumas,

querer divisar castillos en la niebla.

Intentar ver el fondo

de un estanque maloliente.

Querer observar

el corazón de un ser maligno.

Intentar conocer

el oscuro pasado

de hipócritas injustos.

Tan irreal,

tan imposible de conocer,

así es el tiempo que acontece

tras la muerte.

 

 

Fama

 

Imagen

La fama y el honor, esa vieja obsesión del mundo ibérico. El todo, la nada. El absurdo del afuera, frente a la coherencia del mundo interior. ¿Somos lo que parecemos o parecemos lo que somos?

Fama

Saltó a la absurda fama

tras encontrar sin hambre sus huesos.

Recitó su salmo acompasado

entre las frías tierras

aún no holladas por el hombre.

Divulgó tras su vida

la ansiada embriagadez.

En la lejanía transmutó su piel

y saltó a la absurda fama

tras encontrar al hombre sin alma.

Sin título

Este poema me trae recuerdos de dos personas importantes para mí de formas diferentes. Además se trata de un feliz hallazgo, creía que lo había extraviado como su recuerdo. Hoy quiero compartirlo…

 

Nunca había sentido tu recuerdo

siempre cerraba las puertas

de mi alma a tus llamadas,

me llamabas sin saberlo

te quería sin quererlo.

Hace unos meses

el mensajero alado

llamó a tu conciencia,

deambulabas sin opciones,

estabas solo,

algunas veces acompañado por mi odio.

Siempre fuiste un mal recuerdo,

provocado, ya lo sé,

por la áspera codicia de los otros.

Siendo como soy

atávico, sin ataduras,

en estado puro

la nostalgia me atenaza.

Espero reconocer tu espectro

entre los que son legión,

asirte tan fuerte

que ni ella pueda separarnos.

¿La verdad?

¿Alguien la conoce?

Dejaremos que fluya sin ataduras,

que fluya y fluya

como un inmenso río de recuerdos

y llegue allí donde nosotros

queremos que llegue

directamente a la noche.

Veo sangre en la luna

y en mi corazón.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑