Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

cuerpo

Sexo

Tocar la distancia

entre tu tumba y mi boca.

 

Acercar

cada lugar de tu cuerpo

hasta convertirlo

en cartografía infinita.

 

Uncir

el extremo

de nuestro pensamiento

hecho carne.

 

Reptar

entre los intersticios

que deja nuestra lejanía.

 

Creer,

sin más,

en la decepción de tu muerte.

 

Intuir el gesto

entre mi boca y tu tumba.

 

Pablo Malmierca

Retirada

Retirada

Soliloquio mudo
entre las hojas pisadas
de los ciruelos rojos.

Nuestro amor caducifolio
se queja
ahíto de calor,
marchito entre las ramas secas
de un pasado aplastado.

Cruje el follaje
bajo el peso
de nuestros cuerpos,
eclipsados por el final del día
saboreamos la salinidad de las noches.

La sequedad del río
que nos cobija
no es más
que tu fatiga ahogada en mis manos.

Cansado
el tiempo muestra
sus más oscuros prejuicios,
el sabor de la voz ajena
en la pesadumbre de mis pensamientos.

Unidos por nuestros capilares
caminamos asidos
a la maraña
que acompleja mis sentidos.

Apnea

Apnea

Vivimos el mundo en una pantalla,
disociamos realidades
ajenos al sufrimiento,
marcamos la existencia a golpe de botón.

Nos venden
impúdicas razones
para agasajar a un cuerpo
que ya no nos pertenece.

Nacemos aislados del dolor,
nos mantienen vivos
en la asepsia de la lejanía.
Sedados por la velocidad
nos manejan separados de la conciencia.

Paralizados por la apnea
buscamos respirar,
recuperar el latido,
volver a creer en el hombre.

Pablo Malmierca

Eudemonía

Eudemonía

Tan cerca de los vivos
supiste reconocer la felicidad de los muertos,
tan lejos de la sabiduría
saboreaste el rubor de la carne.

Tu tacto de terciopelo viscoso
sabía a la masa dulce
de tu tejido nervioso.

Capacitado para el sufrimiento
me mostraste tu interior,
aunque rehusé el tacto,
tus efluvios fueron los míos.

Importaba el fin,
teleología del amor.
Tus huesos brillaban,
esquistos fragmentados.

Me ofreciste tu sangre
en una orgía de tejidos,
te dejé mi origen
posado sobre tu boca.

Hastiados del roce
preferimos la delicia de lo etéreo,
el goce del éxtasis flamígero,
la venganza de los cuerpos.

Pablo Malmierca

PASADO PERDIDO

Podemos ascender por la escalera del conocimiento, pero hasta que no hayamos leído el último rincón de nuestro cuerpo no podremos decir que comprendemos aquellos que nos rodea. La búsqueda es larga, el camino serpenteante, pero la recompensa no tiene precio.

Imagen

El hallazgo del tiempo perdido

en las páginas

de un libro olvidado.

Se quiso encontrar

en los personajes.

Intentó mirar a través

de las ilustraciones.

Creyó encontrar

su paraíso perdido.

La historia contaba,

la vida de un hombre que un día

perdió su pasado.

Una hora tras otra

leía el tomo olvidado.

A medida que pasaba las hojas

intuía su historia lejana.

De repente, fue engullido

y las páginas pasaron a contar

la leyenda de un hombre,

que buscando su pasado,

fue devorado

por un viejo libro olvidado.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑