Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

creación

Fortuna

Fortuna

(Sólo el reconocimiento de su soledad es imprescindible para el poeta. El aplauso fácil…. Celeste Pérez Fernández)

Suena Iron Maiden en Spotify
If eternity should fail.
La eterna aspiración del poeta:
la eternidad.
Otros se contentan con el aplauso fácil,
con la condescendencia del día a día,
con el lagrimeo falso de la adulación.

El dolor de la soledad reconocida,
el autoconociento del no lugar,
un vacío que despejar de dudas.
Pasear desnudo por las galerías del alma
que diría Machado.

Las grietas de la realidad
son los intersticios
que nos alejan de la complacencia.

Fortuna imperatix mundi,
rueda hasta la extenuación,
gira y en su giro
cercena cabezas
de bellos poetas.
Un día arriba, otro abajo,
la ley del destino.

La soledad,
verdad del camino.

Pablo Malmierca

Diario polar (día 24)

Enterrado en esta cueva he perdido toda perspectiva del tiempo y de los hombres. Han pasado dos meses desde decidí recluirme en este claustro de roca y humedades. Nadie ha venido a verme, nadie sabe que estoy aquí. La sensación de que los días son exactamente lo mismo me está matando, el creer que el tiempo se convierte en una obsesión circular me está deshaciendo por dentro.

Ahora comprendo a todos aquellos que la literatura les consume por dentro, a los que no pueden dominar esa fuerza atávica que surge de sus sentimientos más primigenios y acaba por devorarlos. Hablan, escriben, piensan, mastican poesía. Su capacidad de crear se ha sublimado de tal manera que no hay otra existencia para ellos, la realidad se compone de fragmentos de vidrios que les rasgan los pies, la realidad es un enorme cuchillo que pende sobre su escasa cordura, pero es quizá esa posibilidad de transmutar la realidad en palabras la que los mantiene con un hilo de unión al mundo real, al mundo que rechazan.

La literatura nos consume de diversas maneras. Puede crear egos enormes que viven ajenos a la realidad que les ha tocado vivir, ya no son dependientes, taxistas, camioneros, ahora son poetas, escritores a tiempo parcial, viven de la ilusión de crear. La literatura les ayuda a luchar contra la alienación que les produce vivir en una sociedad agresiva y hostil que les condena a ser lo que no quieren aceptar. Esta nueva realidad creada suple a la verdadera, viven absortos en su creación, intentan sobrevivir montandos sobre un poema, navegando náufragos sobre un microrrelato. Pero la realidad siempre es más fuerte, el creador acaba sucumbiendo a sus miedos, a su poesía, se deshace víctima de la desaceleración del corazón y un día se da cuenta de que la literatura es muy difícil vivir, y vuelve a su vida alienada, a su realidad que ya no es capaz de adulterar. El dinero manda, es el dictador del mundo y dirige de forma tiránica los destinos de todos aquellos que crean, de aquellos que aspiran a vivir de la palabra.

Pero siempre habrá un ácrata, una persona que desde el límite de la periferia, como Rimbaud cuando decidió retirarse al desierto para traficar con armas, escribirá desde la pureza de la locura. Autores que se dejarán consumir mil veces por el fuego purificador de la palabra retorcida, de la metáfora silente, de los sonidos sin adulterar. Escritores que víctimas de la combustión espontánea, crean desde la inocencia de la locura, desde la verdad del subconsciente, desde el verbo desatado, desinhibido de prejuicios. Aunque es el camino más difícil es el más agradecido, sus poemas moverán por fin nuestras conciencias de piedra.

Pablo Malmierca

 

¿Por qué?

¿Por qué?

¿Por qué si la poesía
es esencia de verdad se deturpa?

¿Por qué si las palabras
nacen de los huesos las mancillas?

¿Por qué si los fonemas
atraen cadencias olvidadas los flagelas?

¿Por qué si el crujir del cuerpo
significa dolor lo banalizas?

¿Por qué el metal de tus cadenas
se oxida enfermo en el océano?

¿Por qué creíste las mentiras
de los sacerdotes de la tribu?

¿Por qué erraste
tus pensamientos con pasado?

¿Por qué la poesía?

Pablo Malmierca

Muñecos de paja

Hoy los altares están llenos
de muñecos de paja.
Hoy el infierno está vacío
de poetas.

Pablo Malmierca

El día

Hoy será el día.
Las palabras
transmutarán en piedras.
Las piedras,
en susurros.

© Pablo Antonio García Malmierca.

Palabra


Antes de la palabra no existía,
la palabra me nombró,
me creó
y me consumió.

© Pablo Antonio García Malmierca.

Verso

VERSO

Existe un verso alucinado
que cae sobre tu percepción.
Existe un verso sin imágenes
que apedrea tus sentidos.
Existe un verso psicótico
que agarra tus entrañas.

También, existes tú,
tu falta de claridad
tu ausencia de referentes
tu anfibología apresurada.

Ese vivir entre imágenes
ahuyentando las palabras,
ese huir de la cadencia
asaltando las formas.

Destruyes más que creas,
nombras más que defines.
Eres la catálisis
de la inmovilidad.
Eres la decantación de los referentes.
Eres…
la poesía que busco.
© Pablo Antonio García Malmierca

Micropoesía (36, 37)

Poco a poco las micropoesías van creciendo, han pasado de ser un divertimento poético a convertirse en una línea sólida de mi creación. Hoy os dejo las que hacen los números 36 y 37.

Micropoesía (36)

Si la poesía es acto,

la micropoesía, potencia.

Micropoesía (37)

Vivir sin ti:

la inercia y el naufragio.

Micropoesía (arenga)


Poetas,
retorzamos la palabra
que retoza en la miseria.

Pablo Antonio García Malmierca

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑