Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Etiqueta

camino

Vasos comunicantes

Vasos comunicantes

Sueños de estramonio:
la muerte o la locura.

Una vez más
tus pasos resuenan lejos,
pero te veo
caminar a mi lado.

Tu respiración famélica
interrumpe mi sueño inacabado.

Sobre vuestras cabezas,
un destello rutilante
parte en dos
las palabras
ofrecidas a las sombras.

Juegas a despedezar
tu cordura
al borde del camino.

Ausencia
en el centro del no lugar.
Libas las flores del destierro,
lames las rocas
en busca de la sal primigénea.

Lugares habitados por el hastío
inconforme del delirio.

Aún escucho
el sonido de tu tacto
alejándose
por el filo del cuchillo.

Pablo Malmierca

Caminar sin saber hacia dónde

No nos queda más remedio que pisotear las últimas flores de azahar que brotaron al borde del camino. Engullidos por la brea ardiente del engaño, deseamos un fin diferente a nuestra angustia.
La salvación está tan lejos como el amor de tus labios resquebrajados. Necesitamos creer en los lirios ocultos, en el claro detrás de tanto arbusto malintencionado. Caminar sin saber hacia dónde, desgastar la piel de las palmas de mis manos sin tener claro qué bifurcación tomar.
El ocaso palidece al ritmo desacompasado de mis pasos. Brujuleo, tropezando con mis pies, cansado y aterido, roto y descompuesto.

Pablo Malmierca

Galopar

Galopar

 

Dar vueltas en el tiovivo no es galopar (Aitor Castells Sánchez)

 

Trastear entre los hilos revueltos

de cien noches de insomnio,

intentar evadirte de la realidad

mientras brujuleo

en el sueño de tus pupilas.

 

El cadáver que dejo frente a mí cada noche

es el recién nacido que me espera al amanecer.

 

Perdido en el mundo

das vueltas y más vueltas

sin más sentido

que la búsqueda de un camino

que nunca gire sobre sí mismo.

 

La seguridad de la embarcación

nunca te llevará

a ningún puerto franco,

lánzate y nada

entre los restos del naufragio,

siente la humedad atravesar tu piel,

lánzate y vive

lejos de la estabilidad del tiovivo,

lejos de la confortable sequedad del olvido,

lejos del asiento desgastado por el tiempo,

cerca de la humedad de tus labios.

 

Hay lágrimas que encarecen el precio de una vida.

 

Pablo Malmierca

Camino

 

Camino

El maldito camino
que se esquina a cada paso,
la maldita mala sangre
que gangrena tu torpe caminar.

Tantas puertas cerradas al cansancio,
tantas cerraduras sin el sebo de la codicia,
tantos vanos derruidos en los puentes.

Adelante, adelante,
sin más idea que el progreso.
Atrás, atrás,
con la sinfonía del silencio.

Catapultado al fondo de los días,
acabado en tu propia fosa de esperanzas,
escribes la partitura
de una obertura sin argumento.

Las notas son la disfonía de tu glotis,
el metrónomo marca el tiempo invertido,
no hay director para dirigir tu caos,
los músicos tocan en claves distintas.

La música se oculta tras un punto de fuga,
la huida marcará tu destino,
entre cascabeles de luna
y carracas de luto.

Pablo Malmierca

Infierno

 

Infierno

Quienes soportamos
la injusticia de un averno impuesto.
Quienes caminamos
sobre ascuas ardientes.
Quienes deglutimos
teas encendidas.
Podemos soportar
las tinieblas de vuestro abismo.

La introspección del dolor
lleva aparejada
la carencia de tu compañía.
Asido a un hierro incandescente
contemplo la vida pasar.
Cada uno arrastra una condena,
una ristra interminable de cadenas
forjadas con dolor y sufrimiento.

Pero en lo impropio de la ignominia
el camino se hace sinuoso,
en los recovecos
esperan tus enemigos
para dilapidarte con sus palabras.

La pureza se hace desear,
envuelto en una túnica
cubierta de salivazos
continúo mi camino.

Pablo Malmierca

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑