Siempre que caemos debemos levantarnos. Sólo los supervivientes permanecen.

 

Sobre

las aceras

caes

tendida

lúgubre

luna

oculta

por el sol.