Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Categoría

Poemas

[oquedad]

Sobre la lentitud de los muros

golpean lágrimas de incomunicación.

Absortos en la cavidad del trueno

rinden su voluntad de papel

a la voluble voluntad de lo oscuro.

Las nubes presagian

el principio de la salinidad de la roca,

con tu boca pegada al suelo

ya no distingues los días aciagos.

Buscas en el tropiezo del ocaso

el sabor de tus huesos,

solo la [oquedad] de la tierra

muestra el pasto de tu locura.

Aquello que nos salva

se aposenta en la irracional música

del aroma a cromo y lavanda.

Pablo Malmierca

“Del desgarramiento hegeliano al compromiso moral con el oficio poético” Reseña de “La voz estremecida” por Luis Ramos.

“Del desgarramiento hegeliano al compromiso moral con el oficio poético”                                                  

Sobre LA VOZ ESTREMECIDA de PABLO MALMIERCA

Una de las claves y estrategias necesarias a la hora de merodear, indagar o reflexionar sobre el pensamiento poético de un autor, es poner sus versos frente al espejo que le ofrece su obra anterior, a fin de poder entender el caminar de sus versos y los conceptos que configuran el hecho poético que pretende, si éste no es solamente una mera colección de poemas. Por amistad, por cercanía y por respeto a su trabajo, he tenido la suerte de conocer todos los libros de poesía de Pablo Malmierca, libros con la tipología y la entidad respectiva y peculiar de cada uno, pero a la vez, lugares, y subrayo esto de los lugares, donde la hechura de los versos han ido cobrando mayor relevancia y mayor altura con el paso del tiempo. Estamos, pues, delante de una obra en proceso. Así, aquello que en su primer libro dD estaba al lado del “desgarramiento hegeliano”, es decir, “del encuentro de sí mismo con la verdad que pretende buscar” y que le llegaba  desde  las múltiples presencias de lo psicológico, o aún más, de todo aquello que rondaba los mundos de la psiquiatría; y que a la postre y afortunadamente se iría decantando hacia el lado de lo moral. Modo de acción poética desgranado con atención y mesura en sus versos de forma cada vez más abierta e intencionada en su segundo libro No comas mi corazón; de modo que aquello que denominamos en dD y gracias a la gradación de las imágenes poéticas, como POEPICOMIC, tan cercano a mi juicio a la épica de las imágenes del gran dibujante francés Moebius, se iría abriendo poco a poco y de manera ponderada, pero con los ajustes necesarios, a una definición de lo poético que ya en No comas mi corazón me atreví a calificar de POETICOMIC, dado el alto grado de compromiso moral que desde la poesía y la limpieza de sus versos planteaba el poeta. Puedo decir también, que se podría considerar esos dos primeros libros como “libros frontera”, como lugares de paso abierto, que se ofrecían al descubrimiento de un lenguaje cada vez más peculiar y determinante para el estilo de nuestro poeta. La voz estremecida, siendo también un libro de amor y búsqueda, recoge el guante que le lanzara todo lo anterior y se abre en forma de Libro de entrega y ofrecimiento, rítmicamente ajustado hacia una Neopoética centrada, ahora sí, en la Metapoesía y en el deseo de desenmascarar, desde el desgarro o la serenidad de los versos, el batiburrillo de afluentes poéticos que aparecen desde sus gaseosos “no lugares” enturbiando el río incesable de aquella poesía que está y pretende la búsqueda de la limpieza y la claridad. Estremece esta voz que se busca en la necesidad de orearse en el compromiso moral con el propio lenguaje, con sus usuarios y con aquellos que vistiéndose de poetas con mando, inclusive a distancia, reparten el bullicio y las prebendas literarias como si fuesen los poseedores del sonido, del silencio e inclusive de los ruidos. En los versos de Pablo Malmierca vemos a la poesía serena pero contundente apareciendo como mediadora, como intermedio o metaxú platónico, entre el lenguaje y las cosas que nos rodean; o lo que viene a ser similar, la poesía surgirá como intermedio entre la voz del yo poético y lo otro poetizado y estremecedor que nos circunda buscando y pidiendo su lugar. Pero esta mediación, este acercamiento, lo va a presentar Pablo Malmierca desde la ruptura, desde la génesis de un vacío estremecido pero sin embargo renovador y generador de lugares y “encuentros” necesarios. Este lugar nuevo, este espejo que devuelve constantemente al poeta las imágenes necesarias, y que aparece desde el vacío, es estremecedor a la vez que clarificador, porque genera y busca acciones, -benditos sean por siempre los verbos-, y nombra lo que necesita, -benditos también los sustantivos-, sin acudir a lo hueco y sin la contundencia que se deriva de los adjetivos gaseosos y gasificados tan mal usados y abusados en las poéticas del barullo y el  batiburrillo especular de las pantallas. La voz estremecida, es un libro de poemas, acertado, certero, organizado y bien construido, que ha salido del armario de lo simplista hueco y ha huido del atufado poemario modernil para fluir limpio y construir una propuesta que se acrecentará con los dos próximos libros de esta Trilogía implicada en la lucidez que se deriva de una mezcla cuidada de ritmos diversos y tipologías poéticas diferentes, donde cobra fuerza eso neutro que es vivificante y tanto nos gusta: lo oscuro, lo seco, lo vacío, lo grave, lo gore, lo abstruso…, en definitiva, lo poético. Termina La voz estremecida con una contundencia definitoria y abierta a partir de los Números y las Cenizas en busca de nuevos Estremecimientos, o lo que es lo mismo si jugamos con el lenguaje, “Extremecimientos” o mecimientos extremos desde la palabra poética necesaria. De “la voz estremecida” iremos caminando hacia El tacto estremecido, su próximo libro. Dejémonos acariciar, mecer y abrazar por esta propuesta poética seguramente configuradora de un nuevo gran libro. Enhorabuena poeta!                                                                                  

Luis Ramos de la Torre
                                                                                     Zamora 20-02-2020

Publicado originalmente en: http://mori-bundia.blogspot.com/2020/02/del-desgarramiento-hegeliano-al.html

Entrevista en el videoblog de la escritora Alex Meza Fourzán

La escritora mexicana Alex Meza Fourzán me ha realizado una interesante entrevista en su videoblog, Rubias vs. morenas, os dejo el enlace por si os resulta interesante escucharla.

Extracto de “La voz estremecida”, Pablo Malmierca, Eolas Ediciones

“La voz estremecida. Trilogía del estremecimiento I”. Es un libro de poemas que deliberadamente carece de nota en la contraportada pues se trata de un libro sobre la búsqueda que cada lector debe realizar al leerlo y, muchas veces, las palabras editoriales nos condicionan sobre el contenido.
Se trata de mi proyecto más ambicioso hasta la fecha. Este libro de poemas es la primera entrega de la denominada Trilogía del estremecimiento. He construido mi discurso ante la contemplación de la forma en que la poesía conforma el mundo que nos rodea, diversas voces se cruzan en nuestro camino y se entrecruzan para crear una voz propia que puede ser triste, combativa y en ocasiones se llena de esperanza. Un libro donde se mezclan los poemas y las micropoesías, que cabalgan entre el aforismo, la intuición poética y un ejercicio de pensamiento, que hará al lector plantearse preguntas sobre el mundo que nos rodea a todos, sobre la palabra en la que se funda la realidad. Porque tal y como dice en el primer poema:

Nombras
para conocer,
para engañar,
para vivir.

Gracias desde aquí a todos los que me leéis y me acompañáis de una forma u otra.

Os dejo una pequeña muestra del libro gentileza de EOLAS EDICIONES

La voz estremecida | Eolas Ediciones

Para todos aquellos que estéis interesados mi nuevo libro ya está disponible.

https://www.eolasediciones.es/catalogo/coleccion-eria/la-voz-estremecida/

El mejor mundo posible tras la guerra

Un mar de vidrios rotos
devuelve
una mano,
una mirada,
un corazón.

La nieve artificial evoca
el crujir de tus pies en el asfalto,
la vida entera cabe en un celemín.

Los gestos,
la quita del silencio,
la pérdida,
el paso deshilachado sobre el solsticio de verano.

Un desierto de incredulidad
asoma en la sima de tus ojos,
los grajos y el tomillo te acompañan.

El agua resbala en la concavidad de tu tacto,
ausencias,
el mundo nombrado en las grietas de tu piel.

EL MEJOR MUNDO POSIBLE TRAS LA GUERRA

Pablo Malmierca

La música de mis poemas (III) : Sopor Aeternus.

He marvels at all things new to him
And I only wait for all things
In this sick world to end

(“In der Palästra”, Sopor Aeternus)

Asoman en mis músculos

marcas de belleza y dolor,

espejean reflejos de oro y plata

sobre tu piel transparente.

Mi pie izquierdo gira a la derecha,

mi pie derecho se vuelve siniestro.

El tuerto perdió la perspectiva,

la depresión mutila tus afectos.

La misantropía y la posibilidad

unidas en un abrazo sin destinatario,

el aire

representa el vacío de una búsqueda eterna.

El pathos contenido en una bola de cristal,

la comunicación escrita en los muros de la vergüenza.

Huir de ti,

                                               huir de mí,

huir de ellos,

                                               SOLEDAD.

I somewhat envy this naturally beautiful man
He never knew or encountered the hatred and shame that I bare
(“In der Palästra”, Sopor Aeternus)

Tacto

El tacto

El tacto pastoso del petróleo
pegado
al dolor de mi garganta.

En la viscosidad de tus dedos
el recuerdo.

Tantos pasos perdidos
al son de tu salmo favorito,
tanta desidia acumulada
en el fondo de tu hipotálamo.

El reencuentro
en la salinidad
de tus pupilas dilatadas.

Duele pensarte entre penumbras,
duele saberte en el ayer.

La reconciliación
flota
sobre los hematomas de nuestras pérdidas.

Harto de llevar
la herida sobre mi hombro,
harto de rogar
lágrimas de aire,
harto de vivir
entre humedades resecas.

Duele
el paso aterciopelado de los segundos.

Pablo Malmierca

Publicación nuevo poemario “La voz estremecida”

La alegría de un nuevo libro unida a la eterna circularidad de la corrección, dar a luz una nueva publicación y así terminar ese eterno retorno al texto, dejarlo libre y darlo por acabado.
Agradezco a EOLAS EDICIONES la puesta por mi proyecto más arriesgado. “La voz estremecida” parte de un todo titulado “Trilogía del estremecimiento”. La búsqueda del lenguaje y de la identidad, el amor, el dolor, la percepción del mundo a través de la belleza de la palabra, el ansia de conocimiento.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑