Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

Categoría

Poemas

La tierra engendrada

La tierra engendrada

Fractura.

La piedra en el filo caliente
corta la manteca de la carne,
efluvio pasajero de los días pasados.

El rastro sinuoso de la vida
esparcido por el suelo polvoriento.

Dos cuerpos con la espalda partida,
el sexo frenético,
la búsqueda desesperada,
nada en el extremo del orgasmo.

Fractura.

El sabor de la arcilla en tus labios,
la humedad
de quien vive la sequía de la rutina.

La osmosis de los cuerpos,
tu sangre en mis venas,
capilaridad compartida.

Ruina.

El día ofreció sus dedos
a la orgía de un momento pasado.

Señalados
con la marca indeleble del hierro candente
destrozaron sus médulas
intentando encontrar nuestra verdad.

Pablo Malmierca

Aliento

Aliento

En tu aliento
la muerte me suspira
el recuerdo de la asfixia.

Sentado al borde de la vida,
contemplo,
estúpido como una vaca,
tus últimos estertores.

El ciclo se convierte en rutina,
el dolor
se asimila a mis capilares.

Intento hacer mío tu último tacto,
las cicatrices se me escapan de la retina,
el quizás convertido en nunca.

Siento
mis huesos fracturarse ante tu ausencia,
la distancia de unos ojos
privados de la luz del día,
arrancaría mi epitelio
por un instante de tu rumor.

Me convierto
en comparsa muda
de lo inevitable,
compañero ocioso
del salto al vacío.

Pablo Malmierca

Matadero

No soy muy dado a escribir poesía social, pero este poema me llevaba rondando ya algún tiempo.

 

Matadero

 

El Mediterráneo es un matadero.

Riot Propaganda

 

Sueños de abundancia,

al borde de las olas

crece la codicia de los días pasados,

lánguidas yacen las horas

al vaivén del hastío,

el tiempo devanea la pereza

atragantado por el verano ocioso.

 

La pesadilla

se aposenta en la espalda

de una sensación,

el terror te agarra de los hombros

y lanza tu virginidad por el suelo.

Tus hijos lloran sin lágrimas,

tu padre contempla

sin poder comprender.

Tan lejos de todo,

tan cerca del abyecto ser humano.

 

Mecidos por las cumbres de espuma,

asidos a una esperanza rota en el tiempo,

el espacio no os pertenece,

condenados a vagar por lugares sin nombre,

el hábitat deshabitado de las sombras.

 

Los niños dejaron su inocencia

enganchada a una alambrada,

las hienas codiciosas

los miran con ojos de deseo.

 

Todos los espejos están rotos,

toda la vida otorgada al vacío

de una mirada carnívora.

 

El Mediterráneo convertido

en laguna Estigia,

el valor de una vida,

unas monedas separan

tu cuerpo del no lugar,

tu mente desapareció por el camino.

 

Y el verano sigue,

la molicie del sediento,

la vergüenza del saciado.

 

Pablo Malmierca

Nuevo poema recitado en mi canal de youtube

Poema “Extremo recitado el domingo 14/05/2017 en La Cueva del Jazz de Zamora.

 

Vasos comunicantes

Vasos comunicantes

Sueños de estramonio:
la muerte o la locura.

Una vez más
tus pasos resuenan lejos,
pero te veo
caminar a mi lado.

Tu respiración famélica
interrumpe mi sueño inacabado.

Sobre vuestras cabezas,
un destello rutilante
parte en dos
las palabras
ofrecidas a las sombras.

Juegas a despedezar
tu cordura
al borde del camino.

Ausencia
en el centro del no lugar.
Libas las flores del destierro,
lames las rocas
en busca de la sal primigénea.

Lugares habitados por el hastío
inconforme del delirio.

Aún escucho
el sonido de tu tacto
alejándose
por el filo del cuchillo.

Pablo Malmierca

No decir

No decir

 

Quiero oír en tu respiración

las palabras que no puedo decir,

quiero pensarme

en todo lo que callas,

quiero hacerme

sobre tus lágrimas de metal.

 

Porque no me puedo destruir

en el escaso mercurio

que se me antoja en el cinabrio de tus ojos,

porque la toxicidad

se me aposenta en los pulmones,

porque el veneno

pervierte mis deseos.

 

Por todo y por nadie,

por la aspereza de tu mirada,

por el carbón de tus labios,

por el esquisto de la arcilla que nos formó,

por el brillo del carbono,

por todo y por nadie…

 

Pablo Malmierca

Prólogo “Catálogo de terrores domésticos”. Piediciones, 2017. Con ilustraciones de Von Laveau.

Fragmento del prólogo de la obra, escrito por Vicente Muñoz Álvarez.
[…] Catálogo de terrores cotidianos es una colección de relatos en la más pura tradición del género, por la que pululan caníbales, marginados, fantasmas, vampiros y psicokillers, bajo una gran variedad de registros .
H.P. Lovecraft, Arthur Machen, Algernon Blackwood, Lord Dunsany, Poe, Lautreamont, Poppy Z Bright, Clive Barker, Rampsey Campbell, Iain Banks o Mrs Carver, además de su majestad Aleister Crowley, la Bestia 666, son algunos de los nombres que me vienen a la cabeza tras la lectura de estos relatos, lo cual, como bien sabrán los iniciados, no es para nada decir poco.
Aunque también (y esta es a mi juicio una de las bazas importantes del libro: el cambio fluido de temas y estilos), pasando de la alta a la baja cultura, de los clásicos a la serie B, de la literatura al cómic y del gótico al pulp, las celebérrimas Historias de la cripta (Tales from the Crypt), espeluznantes y tremendas, creadas para EC Comics por William Maxwell Gaines y llevadas posteriormente al cine y la televisión. […]

Presentación en Salamanca de mi nuevo libro. Catálogo de terrores domésticos

https://www.facebook.com/events/1754493498198896/?ti=as

Renovación

Renovación

 

En una jaula sin barrotes

purgas tus penas y la mías.

En un vacío sin consuelo

quebrantas tus pocas esperanzas.

 

En el frío de tus manos

apenas reconozco tus plegarias.

Sin más fuerza

que lo quebradizo del hielo

ya sólo nos queda

retirarnos a la espesura de tus lamentos.

 

Sobrevivir

es la única opción a tu cercanía,

perecer

es la única lascivia posible.

 

Tus pasos retumban en la oscuridad

que deja la claridad del día.

En el crepúsculo decrépito

vive

tu dejadez.

 

Te busco entre las sombras

de los últimos rayos de sol,

entre los escombros

que va dejando la noche,

entre el detritus

de nuestras vidas.

 

Pasa el mundo,

la luz,

la colisión de nuestro tacto.

 

Pasa el rumor de tu aliento a mi lado,

el amanecer de tus labios

prometiendo el sacrificio de la renovación.

 

Pablo Malmierca

Blog de WordPress.com.

Subir ↑