Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

mes

mayo 2019

Es lo que hay

Cuando escuchas “es lo que hay” tienes dos opciones o plegarte a lo que dice o hace la inmensa mayoría porque así te irá mejor, o seguir pensando o haciendo lo que uno cree, le pese a quien le pese (lo malo es que a quien le suele pesar es a uno mismo).
“Es lo que hay”, no deja de ser un síntoma de este tiempo. Las masas se unen por el simple hecho de tener razón, la razón se busca en la aceptación de la muchedumbre, sin un ápice de crítica, sin que intervenga un juicio lo más razonable posible.Las consecuencias son demoledoras, o se pasa por el aro o se está al margen. En cada uno está la decisión. ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar? Yo ya he tomado mi decisión.

La música de mis poemas (III) : Sopor Aeternus.

He marvels at all things new to him
And I only wait for all things
In this sick world to end

(“In der Palästra”, Sopor Aeternus)

Asoman en mis músculos

marcas de belleza y dolor,

espejean reflejos de oro y plata

sobre tu piel transparente.

Mi pie izquierdo gira a la derecha,

mi pie derecho se vuelve siniestro.

El tuerto perdió la perspectiva,

la depresión mutila tus afectos.

La misantropía y la posibilidad

unidas en un abrazo sin destinatario,

el aire

representa el vacío de una búsqueda eterna.

El pathos contenido en una bola de cristal,

la comunicación escrita en los muros de la vergüenza.

Huir de ti,

                                               huir de mí,

huir de ellos,

                                               SOLEDAD.

I somewhat envy this naturally beautiful man
He never knew or encountered the hatred and shame that I bare
(“In der Palästra”, Sopor Aeternus)

Tacto

El tacto

El tacto pastoso del petróleo
pegado
al dolor de mi garganta.

En la viscosidad de tus dedos
el recuerdo.

Tantos pasos perdidos
al son de tu salmo favorito,
tanta desidia acumulada
en el fondo de tu hipotálamo.

El reencuentro
en la salinidad
de tus pupilas dilatadas.

Duele pensarte entre penumbras,
duele saberte en el ayer.

La reconciliación
flota
sobre los hematomas de nuestras pérdidas.

Harto de llevar
la herida sobre mi hombro,
harto de rogar
lágrimas de aire,
harto de vivir
entre humedades resecas.

Duele
el paso aterciopelado de los segundos.

Pablo Malmierca

Publicación nuevo poemario “La voz estremecida”

La alegría de un nuevo libro unida a la eterna circularidad de la corrección, dar a luz una nueva publicación y así terminar ese eterno retorno al texto, dejarlo libre y darlo por acabado.
Agradezco a EOLAS EDICIONES la puesta por mi proyecto más arriesgado. “La voz estremecida” parte de un todo titulado “Trilogía del estremecimiento”. La búsqueda del lenguaje y de la identidad, el amor, el dolor, la percepción del mundo a través de la belleza de la palabra, el ansia de conocimiento.

Paternalismo

Paternalismo

Nos queda el metálico gorjeo

del gregarismo metamorfoseado en insecto,

las miradas destilan

la dejadez del insomnio.

El mordisco de la araña

deshizo tu tacto

en su veneno lechoso.

Nada es peor:

la ceguera de la yema de tus dedos,

la incomunicación de lo rígido,

el precipicio de una conversación.

Libélulas ígneas contornean nuestra huída,

brujuleamos entre campos de colza,

el viento desoye los lamentos,

el sol deja un rastro ambarino en tus manos.

Las vidas cruzadas

se convierten en líneas paralelas,

fluctúan las querencias

entre soledades enquistadas.

El tiempo

se asimila al desperdicio del paternalismo.

Esta cárcel de intereses

se apaga en la libertad del huido.

Toda miseria

es preludio de una sinfonía de catástrofes.

El origen

grabado en la espalda de la rutina.

Todo pasa,

excepto el ansia de mi búsqueda.

Pablo Malmierca

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑