Non serviam

Subtítulos en la neblina,
pasado inasible en tus manos,
la oscuridad del lenguaje
deja posos en las costras del adiós.

Siempre en busca del vuelo,
de la alteridad retorcida en una cueva,
de la respuesta en una tumba vacía.

Subviertes las tendencias de la vida
hacia la tangente de tu dolor,
hierven las ampollas
de tu continuo pasar.

Nada me llama
salvo tu incredulidad,
vendes tu lejanía
servida en un restaurante barato.

Opúsculo perdido
de los días pasados,
las venas del deseo
dejaron de fluir.

Esclerotizada,
mueres o vives
al ritmo del balanceo del reloj.

Pablo Malmierca

Anuncios