Cuando te encontré…
braquiabas entre los árboles
arrullando las hojas caídas,
hozabas el sedimento
buscando la humedad,
ansiabas al animal
de nuestros sueños primigenios.

Sin embargo, te deseaba…
retorcida entre metáforas,
perdida entre símbolos inconexos,
asida al significado más extremo,
viva sobre la laguna Estigia.

Te di la mano,
te llevé al camino más esquinado,
intente hacerte mía…

…pero seguía sintiéndome solo.

Pablo Malmierca

Anuncios