Equilibrio

Sin mirar atrás:
culpas de tu ausencia,
débitos de una vida prestada,
sabores extraños en tu boca.

Escribir para escaparte
de un destino
que te persigue vacío.

Nubes cargadas de ácido,
manantiales de sangre,
paisajes cubiertos de cadáveres,
amanece para el ahorcado.

Tus pasos no tocan el suelo,
flotas impávido
en un éter insalubre.

La falta de identidad
marca tu existencia,
no hay fuerzas suficientes
para intentar ver otra luna.

Morir entre las páginas de un libro,
sufrir el tormento de unas caricias
que te resultan extrañas.

Buscamos una salida
sin conocer apenas el camino,
ofrecemos nuestro cuerpo
a cambio de la salvación.

Pablo Malmierca

Anuncios