Oprobio

Compraré un soneto con estrambote,
me decías,
mientras de tus dedos
surgían presagios de futuro.

Dedicaré mi vida
a defender causas perdidas,
canturreabas,
al perderte en la lejanía.

Sabías
tanto de mí,
eras
mi única convicción.

La amalgama
de tus oscuros fastos
me sedujo
entre palabras de oprobio.

Perdí mi oportunidad
entre los versos
de un viejo madrigal.

Preferí
destrozar la razón
en pos
de un eclipse efímero.

Pablo Malmierca

Anuncios