Después de un tiempo alejado del blog por motivos profesionales, vuelvo a retomar las publicaciones. Comienzo con un poema con un alto grado de crítica al mainstream literario.

 

RESACA

 

Souvent, pour s’amuser, les hommes d’equipage

Prennent des albatros, vastes oiseaux des mers,

Qui suivent, indolents compagnons de voyage,

Le navire glissant sur les gouffres amers.

Charles Baudelaire

 

Masticas el aire que profana las tumbas

de palabras muertas

antes de llegar a ser nada.

Tantas veces repites

letanías

hundidas en la demencia,

que sabes huecas,

que sabes vendidas al mejor postor.

 

Atravesado por lanzas

empuñadas por fariseos,

sabes que el camino es otro,

recuerdas caminos esquinados,

campos donde los senderos

aún no han sido hoyados.

 

Nuevas vías de acceso,

nuevas formas de retorcer la palabra.

Pero los viejos resabios,

las viejas querencias

que fornican en fonemas ya desgastados,

están ahí,

apariciones fantasmales del pasado

con nuevas vestiduras.

 

Copulan frenéticos,

arrastrando rémoras de sus débitos,

sólo engendran

cuerpos muertos,

fetos nonatos

que les asedian

desde un limbo

creado a su imagen y semejanza.

 

Son el sueño enfermo

de un súcubo acabado.

Pablo Malmierca

Anuncios