Hoy los altares están llenos
de muñecos de paja.
Hoy el infierno está vacío
de poetas.

Pablo Malmierca

Anuncios