Apego

El niño descontrolado,
el córtex que no regula,
el hemisferio derecho absoluto.

Tus necesidades
nunca se vieron reconocidas en sus ojos.
Tus anhelos
generaban el vacío que posee.
Tu mirada
rebota contra la pared.

Eres la madre nerviosa,
la mujer dominada por la ciencia.
El hombre absorto en su fractura,
ahogado en su falta de identidad.

El desarrollo,
la búsqueda infinita,
el no reconocimiento,
la desidia.

El egoísmo.

La savia de lo nuevo,
la fractura de la parálisis,
el pantano que se desborda,
la poesía que mana de mis delirios.

Pablo Malmierca.

Anuncios