Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

mes

diciembre 2015

Apego

Apego

El niño descontrolado,
el córtex que no regula,
el hemisferio derecho absoluto.

Tus necesidades
nunca se vieron reconocidas en sus ojos.
Tus anhelos
generaban el vacío que posee.
Tu mirada
rebota contra la pared.

Eres la madre nerviosa,
la mujer dominada por la ciencia.
El hombre absorto en su fractura,
ahogado en su falta de identidad.

El desarrollo,
la búsqueda infinita,
el no reconocimiento,
la desidia.

El egoísmo.

La savia de lo nuevo,
la fractura de la parálisis,
el pantano que se desborda,
la poesía que mana de mis delirios.

Pablo Malmierca.

Anuncios

Comienzo

No soy muy dado a felicitar la Navidad, pero este poema es mi agradecimiento a todos vosotros por apoyarme. ¡Feliz Navidad!

COMIENZO

Siempre es difícil
comenzar una etapa.
Las losas convertidas
en azote de tus sentidos.

Se evaporan
los tímidos cascotes
que acarician tu oído.

Pensé
en dejar atrás tantas cosas…
Tus latidos,
mis querencias,
el abrigo de tus labios,
el yermo de mis días.

Nunca hubo saltos al vacío,
me quedé sentado al borde,
famélico,
perseguido por mi propia jauría.

Los ecos agudos de tu voz
clamaban ausencias;
la ronquera de mis logros
perseguía tu descanso.

Decidimos abarcar el vacío,
repoblar la singladura,
acariciar el sinsentido.

Pablo Malmierca.

Final

¿El final?
Cuando el aliento
encuentre a la palabra.

Pablo Malmierca

Atracción

 

Algún día sabrás,
algún día conocerás;
querrás dominarlo,
querrás poseerlo.

Permanecerá intangible a tu paso,
nunca podrás tenerlo.
De él emana el magnetismo aberrante
de una fuerza sobrenatural.

Y, al fin,
te tendrá,
te dominará…

Tu pasión se desencadenará,
la fuerta vital
estallará
y acabará por destrozar tu razón.

Pablo Malmierca

Tempestad

Padeces el síndrome de Otelo,
lamentándote de destinos impunes.

Unos se encumbran;
otros,
en su huidiza aberración,
se engañan
con ecos
de antiguos padeceres.

Y, mientras,

te intentas superar.
Cuando crees encontrarte,
gritan pensamientos blasfemos.

Tras impúdicas razones
ocultan…
vidas fracasadas.

Una vez más,
la calma inunda tu océano.
Hasta que con un leve viento,
la tempestad
de nuevo se abata
sobre todos nuestros presentimientos.

Pablo Malmierca

Dices

Dices que el tiempo
se escurre entre mis recuerdos.
Viviremos entre la arena
pegada a mis anhelos.

Pablo Malmierca

Carcaj (micropoesía)

Carcaj de mi rebaño:
lanzadera de tus prisas.

Pablo Malmierca

Blog de WordPress.com.

Subir ↑