Mi ventana de tolerancia
desbocada por la mielina de mis axones.

Pablo Malmierca

Anuncios