Arrastrabas la carcoma podrida
de sus palabras ausentes.

© Pablo Antonio García Malmierca

Anuncios