No es el mundo el que se mueve,
es tu percepción que se agita.

© Pablo Antonio García Malmierca.

Anuncios