Todo como el rugido de la tempestad,
nada como el desencanto del trueno.

Pablo Antonio García Malmierca

Anuncios