Caías tan arriba
como bajaban tus rimas.

Pablo Antonio García Malmierca.

Anuncios