En ocasiones hay viajes que dejan una huella indeleble en nosotros, lugares que quedan marcados por su belleza. Belleza que puede agradar o como en esta ocasión herir…

(Minas de Riotinto, julio 2015)

Tras la aniquilación,
la reconstrucción.
Tras la destrucción,
la belleza.

Anuncios