El regusto del hambre,
la reminiscencia de la soledad.

La crueldad, a veces,
es la más perfecta de las armonías.

Tu disociación camufla
en tiernos colores
la locura de mis días.

Me ahogo
en la nada de tu ausencia,
arrastrado
por la corriente de mis costumbres.

El poliedro de tu cuerpo
se transfigura en la verdad de mis sentidos.

La micropoesía
es el microscopio del poema.

Anuncios