La verdad

Te convertiste en un poema
alejado de toda realidad.
Un recuerdo fluye por los conductos de mi cuerpo:
el ocaso desde la niebla,
las columnas que soportan mis pesares.
Fuiste la lejana música de tus cadencias,
la escritura desde la compulsión de mis sótanos,
un latigazo lejano, perdido en un quisiera,
un destello del amanecer
se diluye entre mis dedos,
la sensación húmeda en mis manos,
el calor del último rayo de luz,
el atardecer.
La distorsión,
la realidad desde el afuera,
la percepción desde el adentro.
Sin reciprocidad,
sin correferencia,
sin rima…

Anuncios