Después de la dureza de la serie visiones quiero dejar un poema mucho más breve y conciso. Más sencillo, pero no menos profundo.

 

    ¿Dónde?

Allí donde se acaba el mar

existe el misterio.

Allí donde los pájaros acuden a volar

existe el amor.

Allí donde los niños lloran

existe la verdad.

Allí donde yo yazco

siempre existirá la soledad.

 

 

Anuncios