Sigo con más poemas sueltos:

VISIÓN

 

Nadó llevado por los impulsos

De un mar transfigurado en luz

Vomitado se figuró libre

Al principio sus lágrimas fueron

Manjar de su pecado

Los gritos siguieron a sus llantos

Codiciada presa de pesadumbre

Ofrece sus despojos

De hombre liberado

A quien quiera recogerlos

 

VACÍO

 

Caes perdido al abismo,

nada sientes sobre tus huesos.

Sólo sabes ser, ser sentidos,

aislado pero en compañía,

un latido sin luz.

 

SIN TÍTULO

 

Partieron del alba donde nacen los alados

jinetes del destino, acarrean consigo

las vetustas fuerzas de los bardos

ayudarán al hombre cantando viejos salmos.

 

Poseen la esencia de lo que se es y no se oculta,

la verdad del ser masa, ningún dios insensato

apostaría por ella su reino; vuestra pauta:

cortar la cabeza del cabrero, del nonato,

 

de los guías suicidas que surcan el elenco

del hombre, anegan al gentil en el cruel abismo,

en el insoportable bosque del olvido, hueco

como la falsa ilusión de creer en uno mismo.

 

NEPTUNO

 

En el compartimiento estanco de mis sueños una horrible bestia intenta envolverme en sus mil y un tentáculos viscosos, mientras, el mar me rodea asfixiándome. Asciendo a la vigilia expulsado por un gran torbellino de verdes aguas; Neptuno me destierra de su hogar, no quiere más en su territorio al que rehúsa ser mecido por sus brazos y no se deja hipnotizar por los falsos cantos de sirena que desde la otra orilla te obligan a atravesar ese inmenso mar atrapado en una pecera. Las falsas sirenas me invitan a caer en la más profunda sima y allí sumergido en la oscuridad eterna sucumbiré al abrazo del piélago, me dejaré arrastrar por las corrientes, me convertiré en una parte más de esa inmensidad. No me capturará, nunca más.

¿Quién dijo que el mar era el cobijo de nuestros sueños?

 

Anuncios