Buscar

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

¿Dónde están las palabras escondidas?

¿Dónde están las palabras escondidas?

Paso a paso,
el viajero del poema
busca el significado oculto de las palabras.

Entre el aglomerado de imágenes
y la asociación de los ilusorio
se formó la belleza.

En el camino dejó atrás
la caligrafía ajena.
Escuchó ecos del pasado
que apuntalaban su obra.
Desechó todo lo superfluo,
se alejó de la voz prestada.

Deshojó tantos crisantemos
que acabó contemplando la verdad.

También,
pensó en la facilidad de otra voz.
Comtempló
la fragilidad de la balanza
y ungido de fatalidad
decidió apostar por su poesía.

Pablo Malmierca

Infierno

 

Infierno

Quienes soportamos
la injusticia de un averno impuesto.
Quienes caminamos
sobre ascuas ardientes.
Quienes deglutimos
teas encendidas.
Podemos soportar
las tinieblas de vuestro abismo.

La introspección del dolor
lleva aparejada
la carencia de tu compañía.
Asido a un hierro incandescente
contemplo la vida pasar.
Cada uno arrastra una condena,
una ristra interminable de cadenas
forjadas con dolor y sufrimiento.

Pero en lo impropio de la ignominia
el camino se hace sinuoso,
en los recovecos
esperan tus enemigos
para dilapidarte con sus palabras.

La pureza se hace desear,
envuelto en una túnica
cubierta de salivazos
continúo mi camino.

Pablo Malmierca

Recital Café Teatro Avalon en SoriaTV

Durante la pasada Expoesía en Soria la editorial Piediciones organizó un recital en el Café Teatro Avalon donde pude participar junto a Puri Sánchez e Iñaki Hernán. SoriaTV realizó un pequeño reportaje que os dejo más abajo, el orden de aparición es Iñaki Hernán, Puri Sánchez P y por último mi intervención. Espero os guste.

Recital de poesía en Café – Teatro Avalon

Gris

 

Gris

Subí a tu coche
las señales oscilaban,
circundaban el aire a mi alrdedor.

En un extremo del camino
la muerte esperaba.
Salté del vehículo en marcha,
el asfalto demacró mi piel.

Era un hombre nuevo.
Las lascas,
que dejé en el camino,
fueron las semillas de mi resurrección.

Acoplado a mis principios
supe ver,
obligado por el oprobio,
las catacumbas donde reposaban tus huesos.

Son los capilares de tu ausencia
el combustible de mis días.

Sin apenas fluídos en mi cuerpo
dejo a un lado tus silencios.

Dibujo trazos de grises en el campo,
señalo un punto que no existe,
un lugar donde expandir el deseo.

Pablo Malmierca

Mil veces

Mil veces

Mil veces regresé a la escena del crimen,
en cien ocasiones te llevé de la mano
lejos del exterminio de los hombres.
Sin embargo,
nunca vi en tus ojos
la chispa del agradecimiento.
La coraza de tu orgullo
te llevaba muy lejos,
a un territorio de celos y codicia.
Debes saber
que hay quien da sin recibir,
debes saber
que hay a quien no le importa la recompensa.

Cuando me vaya
me echarás tanto de menos
que los volcanes se transformarán en ríos,
que tu sol se volverá luna,
que donde hubo dicha
quedará la aquiescencia de tu vanagloria.

Cuando me vaya
los segundos se clavarán en tu espalda,
los peces llorarán sangre.

Y yo
estaré tan lejos
como lo estás tú de mí.

Pablo Malmierca

Refugio

Refugio

En el absurdo de la incongruencia
quisiste ver la realidad contingente.

La lógica de los no lugares
nos llevó lejos,
ahora vivimos en un hábitat de cajas de cereales,
bolsas de patatas fritas,
ataúdes listos para ser habitados.

Víctimas de un éxodo evitado,
nos contemplábamos
sin más asidero que el asfalto.

Horda de muertos vivientes,
nuestra pulsión
nos atrajo al paraíso ficticio,
nos dejó solos al borde del acantilado.

Hoy miramos hacia otro lado,
nos preocupa
llenar nuestro espacio
de objetos vacíos,
de deseos con nombre.

Hoy
perdimos nuestra escasa cordura,
mientras te volvías invisible
en nuestras vidas.

Pablo Malmierca

Círculo vicioso

Círculo vicioso

Los círculos viciosos se atraen.
Sumergido en la vorágine de la espera
querías saber el porqué de las cosas.
Sentado,
esperabas tu turno
que nunca llegaba.

Atrapado en la inercia del día a día,
la bondad y la generosidad eran tus armas.
El delito de la farsa,
el juego de máscaras
fueron tu recompensa.

Anhelabas el cambio
el fin del ciclo lunar
que atrapa al licántropo,
la recurrencia que aleja de toda verdad.

Los polos opuestos se atraen,
o eso dicen.
Las cargas iguales se repelen,
nos cuentan.

La vida nos demuestra
que es la aquiescencia la que repele,
que es el falso orgullo el que no atrae,
que son tus manos las que salvan.

Pablo Malmierca

Fortuna

Fortuna

(Sólo el reconocimiento de su soledad es imprescindible para el poeta. El aplauso fácil…. Celeste Pérez Fernández)

Suena Iron Maiden en Spotify
If eternity should fail.
La eterna aspiración del poeta:
la eternidad.
Otros se contentan con el aplauso fácil,
con la condescendencia del día a día,
con el lagrimeo falso de la adulación.

El dolor de la soledad reconocida,
el autoconociento del no lugar,
un vacío que despejar de dudas.
Pasear desnudo por las galerías del alma
que diría Machado.

Las grietas de la realidad
son los intersticios
que nos alejan de la complacencia.

Fortuna imperatix mundi,
rueda hasta la extenuación,
gira y en su giro
cercena cabezas
de bellos poetas.
Un día arriba, otro abajo,
la ley del destino.

La soledad,
verdad del camino.

Pablo Malmierca

El otro

 

El otro, siempre acechante, a la espera de un resquicio en nuestra cordura para hacerse con el control. El alimento de la locura, el tacto, la no muerte. Todo se condensa en pos de nuestra escasa lucidez. Caminar unido a la no persona, tus ojos te engañan, el odio, el olfato, se aúnan para hacerte ver que a tu lado hay una persona que te habla, que en ocasiones te dice qué hacer. Vives engañado o son, quizás, los demás los que se engañan. Transido de la pureza de lo que otros no contemplan caminas aterido y te agarras a lo único que crees verdadero: tu otro yo.

Pablo Malmierca

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.418 seguidores